Unión de Bulgaria en 1885: saludo de la vicepresidente

La vicepresidente de Bulgaria Iliana Iotova, envió un discurso con motivo del 6 de septiembre, día histórico de la Unificación de Bulgaria en 1885.

Su mensaje, destinado a todos los búlgaros, en todo el mundo, es el siguiente:

A LAS INSTITUCIONES DE LOS BÚLGAROS EN EL MUNDO

Estimadas damas y caballeros:

Hoy en Bulgaria es un día de fiesta sagrada; celebramos el acontecimiento del 6 septiembre de 1885. Conmemoramos la Unión como un fuerte y orgulloso acto estatal durante la época del Tercer Reino de Bulgaria.

Con la Unión estuvieron involucrados innumerables compatriotas nuestros  y héroes – rebeldes de Chirpan, Pazardzhik, Panagyurishte, Golyamo Konare, guerrilleros de Prodan Tishkov – Chardafon y Georgi Cholakov, voluntarios como Sava Mutkurov, Dimitar Rizov, revolucionarios como Major Danail Nikolaev, Major Raicho Nikolov y muchos otros.

El príncipe Alejandro I de Battenberg apoyó la adhesión de la región de Rumelia Oriental, que había quedado dependiente del Imperio Otomano,  al Principado Bulgaria,  nombrando inmediatamente una administración del Principado en Plovdiv en lugar del destituido gobernador otomano Gavril Krastevich.

Para nosotros los búlgaros, la Unificación del 6 de septiembre de 1885 es un día de Conciencia de la grandeza, de pertenencia nacional, de sentido de estatalidad no pisoteado.

Esta batalla nacional revisó el Tratado  de Berlín, corrigió el perjuicio territorial, incitó a las grandes potencias al establecimiento de un nuevo orden y marca el camino que los búlgaros seguirán.

El acto histórico de expansión del Principado engendra y fortalece toda una constelación de futuros políticos como Zahari Stoyanov, Dragan Tsankov, Konstantin Velichkov y su fervor coronarán la tormentosa política y crecimiento económico a finales del siglo XIX en el joven Principado. El ha sido restaurado en el mapa europeo y como brasas en él están vivos las tradiciones estatales milenarias.

La Unión es un impulso de Justicia, una elección popular en la dirección correcta,  propósito y perspectiva hacia el progreso humano y la prosperidad de la Patria recién liberada.

No es casualidad que el legajo, el mensaje vivo, escrito en la fachada de la Asamblea Nacional en Sofía, se lee: “La Unión hace la fuerza’.

La Unión es un éxito inimitable. Es una lección de dignidad ante toda Europa y todo el mundo. La Unión es también un ejemplo constante de responsabilidad defendida.

Afirmo con convicción que el 6 de septiembre es la mayor lección en la historia de Bulgaria de unidad en pensamientos, sentimientos y hechos.

Un deseo unió a todos Búlgaros contra la injusticia. Un pueblo lleno de confianza en sí mismo se atrevió a enfrentar a las grandes potencias y a los designios nacionalistas, y sobre todo contra el hecho que alguien más decida su destino. ¡Y lo consiguió!

Nuestra gloriosa historia me da derecho a dirigirme a todos ustedes hoy, estimados compatriotas, en todas partes del mundo. Los felicito de corazón por su reverencia al pasado búlgaro y por  la idea patriótica de estar juntos, unidos por una celebración digna.

¡Sean saludables, fuertes y orgullosos como búlgaros! Detrás de nosotros y en nuestra sangre también está esta batalla ganada. Dándose cuenta de nuestra valiente herencia, sean aún más unidos y dignos en sus obras.

Felices Fiestas y recuerdan: ¡La unión hace la fuerza!

ILIANA IOTOVA

VICEPRESIDENTE DE LA REPÚBLICA DE LOS BÚLGAROS

Texto loriginal

За-6-септември