Se celebra el 18 de enero.

Atanasovden. La fiesta se llama también Santo Atanasio de invierno –Sredi zima -el medio del invierno-. Según las creencias populares, cuando los santos dividían el cielo, a San Atanasio le tocaron la nieve y los hielos de invierno. En este día el se quita la pelliza de invierno, se viste una camisa de seda y así se sube a la montaña. De ahí grita: “¡Ándate invierno, ven verano!”. Cuando el invierno escucha estas palabras se prepara para irse y el verano para llegar. Se considera que este día marca la mitad del invierno.

San Anastasio
Atanasovden

En Bulgaria del norte creían que en este día nacía la peste. Para ablandar la enfermedad se  degollaba una gallina negra y se preparaban pancitos untados con miel.